domingo, 24 de enero de 2010

Voy a intentar hacer mi reflexión lo más mejor posible. Ya que a estas horas, viniendo de currar y con un examen mañana no estoy muy ducha en esto de redactar.

Bueno pues esta asignatura me ha parecido diferente. Lo de hacer un blog no me ha entusiasmado ya que para mí, cada minuto que trabajo delante de un ordenador es una tortura. Pero al margen de eso, me ha parecido...pues eso, diferente. Con una profesora llena de ideas que volcar sobre nosotros, ideas que a veces eran interesantes y curiosas aportadoras de conocimientos igualmente curiosos. Casi estoy convencida de reflexionar los sueños, los pensamientos, las casualidades... Pero siempre habrá una parte de mí sin fe en lo psíquico y en la inteligencia emocional a pesar de lo emocionante y apasionante que me resulta el tema, pues eso, que me falla la fe.

Otro punto que se ha tocado mucho en esta asignatura, directa o indirectamente es el tema de lo femenino, cosa que nunca me ha preocupado lo más mínimo. Me encantan todas esas mujeres que caminan por la calle con la feminidad por bandera, pero es que ¡tampoco me siento identificada! nunca me he sentido ni más mujer ni menos hombre. Quizás soy andrógina, pero no me planteo que diferencias hay entre hombres y mujeres, ni en vestuario ni psicológicamente. Prefiero pensar que desnudos en cuerpo y alma somos lo mismo. Suene como suene.

Bueno en conclusión, me ha gustado mucho la asignatura pero no he conseguido implicarme en ella, sentirme inmersa en las clases. Y eso no me ha gustado, porque no he podido disfrutar como quería de todo ello, posiblemente por mi falta de fe. Intentaré buscarla por algún lado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada